Translate

viernes, 24 de octubre de 2014

GUANTES


Si ahora voy yo y digo que el contenido de esta entrada va de guantes, alguno/a me diría, en tono irónico, que , bueno, que vale, que sí, pero que, qué pinta en la foto de portada semejante atleta, colgado de unos aros, a punto de abrir sus brazos en cruz, haciendo el cristo..., porque,  y yo lo reconozco, hay que fijarse mucho en la imagen para divisar los guantes, dada, además, la cantidad de cosas impresionantes en las que una  tiene que fijarse antes... Y, para mas inri es que, ejem..., cuanto más una se fija, verdaderamente, los guantes son lo menos  importante...A mí, por lo menos, me ha costado verlos...





Pero, bueno, para los que se hayan creído que todo es una excusa para alegrar la vista de las visitantes de este blog con la imagen de una anatomía masculina perfecta, tengo que decir que no, que no, que para nada, eh?..., que noooo..., que se trata del  anuncio publicitario de la campaña de invierno 2011, de la Maison Fabre, la casa de guantes más famosa de París y para algunos, el símbolo de la elegancia más absoluta.


 La Casa, creada en 1924, ha diseñado guantes para algunas de las mujeres más elegantes del mundo, desde Grace Kelly, María Callas, Rita Hayworth y Audrey Hepburn, hasta Bérénice Bejo y Nicole Kidman, reciente embajadora de la marca, colaborando con marcas tan importantes como Chanel, Cristian Lacroix o Dior, entre otros...


Junto con los bolsos, los guantes son uno de mis accesorios de vestir preferidos. Los hay para todos los gustos y colores, de todos los tipos y para todas las ocasiones. A mí me gustan los guantes de piel fina y cortos, a la muñeca, del tipo que los lleva Grace Kelly arriba. Me parecen que quedan muy elegantes. Los guantes largos me gusta verlos, pero son para ocasiones muy especiales y no le favorecen a cualquiera. "Gilda" es irrepetible, y Rita Hayworth sólo hubo una...

Qué guapa, por Dios!
 Nunca un guante ha montado tanto revuelo. Hasta el punto de que las escenas de la película en que "Gilda" se lo va quitando poco a poco, fueron prohibida en muchos paises, entre ellos, España. Unas escenas insinuantes, cargadas de erotismo y glamour, en las que contemplar a la diva deslizando el guante largo de su mano derecha hacia abajo, poco a poco, mientras se movía insinuante, enfundada en un modelazo negro "palabra de honor", impactaron como si se tratara de un streptease en toda regla, a pesar de que lo único que se desnudó fué un brazo, elevando así dichos guantes a la categoría de uno de los mayores fetiches cinéfilos de todos los tiempos.
  
                                   "Put de Blame on Mame" (pinchar aquí para ver el vídeo) 

Y si en "Gilda" los guantes fueron un símbolo del erotismo y la sensualidad, nunca visto hasta entonces, en "Desayuno con Diamantes", fueron el complemento perfecto de un look que, según los entendidos, revolucionó el mundo de la moda y se convirtió en el referente por excelencia de la elegancia y el estilo. Me estoy refiriendo a la imagen en que la encantadora y pizpireta Audrey Hepburn aparece frente al escaparate de Tiffany´s, con un vestido de satén negro azabache, de Givenchi, un collar de perlas, una tiara y los brazos enfundados en unos guantes negros más arriba de los codos. Por cierto, que ese vestido que la actriz lucía fué elegido en el año 2010, como el mejor vestido de la historia del cine. Al parecer, se hicieron de él tres versiones para posibles imprevistos durante el rodaje, y una de ellas fué adquirida más tarde por Dominique Lapierre y su esposa que lo subastaron en el 2006 por unos 700.500 €, según dicen el precio más alto jamás pagado por un vestido confeccionado para el cine.

No, no me he confundido: ¡¡¡ 700.500 € !!!

Y para guantes y modelazos, otro mito del cine de los 50: Grace Kelly, a la que si arriba veíamos con guantes blancos cortos, abajo se la puede ver con el look que lució el día de la entrega del Oscar a la mejor actriz, por su interpretación en la película "La angustia de vivir" ("The country girl"). Impresionante y guapísima, deslumbró con un traje largo de tirantes, color verde agua, y unos guantes largos blancos, justo hasta el codo, muy a tono con su imagen fina y aristocrática que le hacía parecer tan distante e inalcanzable ya antes de que se convirtiera en la Princesa de Mónaco.

Pinchando aquí se puede ver el instante de la entrega del Oscar (1955)

Aunque para fan, fan de los guantes largos, y sobre todo, blancos, la ex-viuda de América y luego, ex-viuda del griego de oro:  Jacqueline Kennedy Onassis, una mujer con una vida de película, en la que ella misma hacía de directora y guionista, mundialmente conocida por sus partenaires en la vida real, pero con una personalidad, al parecer, arrolladora, una elegancia innata y un "savoir faire" que hizo que decidieran compartir con ella su vida, dos de los hombres más poderosos del mundo.



 Y ya en tiempos más recientes, en el M.O.M.A de New York, el pasado mes de Mayo y para la Gala ‘Charles James: Beyond Fashion’, un evento al que acude lo más exclusivo de la sociedad neoyorquina, la actriz Sarah Jessica Parker, referente de moda desde que protagonizó la serie y película "Sex in the city", lució impresionante unos guantes blancos por encima del codo, a tono con un majestuoso vestido firmado, literalmente, en la cola, por su diseñador: Oscar de la Rentapor cierto, fallecido, el mismo día 21 de Octubre en que yo estoy escribiendo esta entrada.



A mi ella no me gusta demasiado, pero debo reconocer que sabe llevar los guantes, y le sientan, estupendamente. Me parece que son el complemento perfecto para un vestido tan potente y ceremonioso.


Para llevar este tipo de guantes, por lo menos, por lo menos, hay que ser alta, tener los brazos largos y delgados y, sobre todo, mucha naturalidad y estilo. Se puede decir que, en general, cuanto más corta sea la manga, más largo debe ser el guante, aunque esto es algo relativo, porque guantes largos escurridos, sobresaliendo bajo una manga larga o media manga, quedan también muy elegantes.


Y, aunque, por regla general, los guantes largos se han utilizado en bodas de "tronío", grandes fiestas o ceremonias de alto copete, hoy están de suma actualidad, habiendo pasado a formar parte de los looks más urbanos y cañeros...

Hasta el punto de que los tenemos para andar por casa, haciendo más divertidas y apetecibles las labores cotidianas..Yo sé de alguna que con tal de enfundarse cualquiera de los que  hay más abajo, estaría todo el día metida en la cocina o limpiando el polvo... Un regalo perfecto y divertido para las más glamourosas y fashionistas...

                            Y es que...¡¡¡ antes muertas que sencillas !!!
                  
                                                  O no?

Me despido ya, hasta la próxima. Mi intención en esta entrada era haber escrito también sobre los guantes cortos, porque son los que a mí me gustan...pero, me he liado, me he liado, y prefiero dejarlos para otra ocasión que si no, se hace esto demasiado largo...

Adióooossss!!!
 
                    
        (¡Uyssss!!!, por dios, que se me olvidaba...)


                  ¡¡La que faltaba!!... 
                  ¿¿¿Alguien dijo glamour????

4 comentarios:

  1. Gave, qué pesado se pone blogger con el tamaño de las letras y los espacios!... Miedo me da tocar nada!!...

    ResponderEliminar
  2. Sigues viendo GH????... Como yo, no????. Bueno, pues creo que ha llegado el momento de votar para que se vaya Paula. No me ha gustado desde un principio y no me he creido nunca ni esa imagen ingenua que ha pretendido vender, ni su enamoramiento por Omar. Esta haciendo un papel que no le va, y, encima, lo hace fatal.

    El torero me sigue dando grima...Y Vitín, me parece el eterno secundón amargado... Los demás, salvando a las primas, unos muebles...Bueno, Omar, es que, en general, su forma de relacionarse con los demás, no me gusta, en particular, con las mujeres, por eso, no puedo ponerle entre mis favoritos.

    Ahora mismo, si tuviera que elegir a uno sólo, me quedaría con Frank. Es un cabrito, un falso y un "canalla", pero al menos, no pretende engañar a la audiencia y le da vidilla al juego.

    ResponderEliminar
  3. Alejandra sí me gusta, pero no la veo un personaje con suficiente "personalidad" para ser ganadora.

    Por cierto, hablando de ganadores. ¡Enhorabuena a la afición madridista!... Este año la cosa va de tres en tres...así que, lo suyo, será el triplete:Champions, Liga y Copa del Rey.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.