Translate

sábado, 7 de marzo de 2015

Lunares


 

Me gustan mucho los vestidos de lunares. En general, me parecen muy elegantes. Sobre todo la combinación negro con blanco o viceversa. Pero también hay otras combinaciones de colores que resultan muy bonitas. Yo he tenido varios vestidos de lunares y cada uno con un estilo diferente.  Y, curiosamente, los he escogido para llevarlos en ocasiones donde a una le apetece ir "más vestida". Dos de ellos, por ejemplo, los llevé en dos bodas distintas, Uno corto, de seda, en negro, con  grandes lunares en rojo; y otro, de seda también, de color rosa fucsia, con lunares pequeños blancos, ambos de hechuras completamente distintas, y muy favorecedores.





Arturo Elena


Aunque el que más me he puesto  ha sido uno blanco con lunares negros, de media manga, corte recto, cuello barco y banda ancha en negro, que estrené en la comunión de una de mis sobrinas. Algo así como el de la derecha...Lo llevaba con unas sandalias de charol negro y tacón fino y una cartera alargada, también de charol negro. Era de esos vestidos sencillos con los que una se siente elegante y a  gusto, sin ir "disfrazada". Me pasaba lo mismo con un conjunto de falda y chaqueta, sin cuello, con lunares separados, en azul marino, que estuve poniéndome durante  varias temporadas... 





Repasando un poco, recuerdo que ha habido muchos más. Como ese totalmente blanco, muy veraniego, con escote palabra de honor y talle bajo, falda abullonada corta, con lunares grandes y negros, que me hacía muy morena ...¡¡Hasta un "mono" en negro con topitos blancos, he llegado a tener!!. Cualquiera de ellos me serviría ahora, si bien, sólo conservo el negro de seda con los lunares grandes en rojo, por ser, en su momento, muy especial, aunque no me lo he vuelto a poner; una camisa en seda negra, con lunares blancos, semitransparente y una rebeca negra con lunares blancos, también grandes y cuello redondo crocheteado...Y es que, lo bueno de los lunares es que son intemporales. Nunca pasan de moda y los hay para todos los gustos, de todos los tamaños y de todos los colores, ademas de quedar estupendos para cualquier ocasión, como este camiserito superponible de la colección primavera/verano 2013, de Dolce&Gabbana, con manoletinas, bolso y cinturón a juego, que, por suerte para las "terrícolas", podemos encontrar muy parecidos en marcas mucho más baratas y que nos suelen dar el mismo "juego".




Dicen que el origen del tejido de lunares se remonta al S-XVIII, donde al aparecer, por un error en el estampado, se tiñeron los tejidos de unas manchitas redondas, denominadas topos, porque eran similares a los agujeros que estos animales hacen en la tierra, y en principio se vendían a la gente más humilde, y, sobre todo, bailarinas flamencas, que disimulaban estas manchas pintando más de ellas en sus vestidos, con lo que, en lugar de defectos, parecían adornos de los mismos. Al parecer, en 1873, la revista “Godey,s” usó el termino “polka-dot” para nombrar estos diseños. y dicen que en la época de los 50, fué el estampado estrella. Elegante, chic y muy sexy...


O no...?
























 Desde entonces para acá no han hecho más que consolidarse como uno de los estampados más sencillos y elegantes, que, dependiendo del tejido, van bien para todo tipo de eventos. Los modelos de arriba son quizá los tradicionales, hoy también a la última, por la vuelta a lo vintage, pero hay infinidad de variedades, tanto en tamaño como colores, que sin dejar de ser elegantes, son muy alegres y divertidos.Como este de más abajo que me lo quedo para mí, peluca incluida.


Los lunares son, quizá, uno de los signos distintivos de lo español, por su asociación con el flamenco, y más concretamente, con los trajes de flamenca, aunque en éstos también se han utilizado con mayor o menor intensidad, según las épocas, y su propia moda, que también la tienen, siendo la fuente de inspiración de los gurús de las pasarelas, que la trasladan a la calle,con las mezclas más insospechadas.


Como Dolce&Gabbana que han llenado la pasarela de la Milán Fashion Week, de sabor español, con su  colección Primavera/verano 2015, repleta de lunares y más lunares, entre volantes, flecos y claveles...


Lunares que ya habían utilizado en la pasarela de la Semana de la Moda de Milán en su colección Primavera/verano 2014, con algunos modelos tan impresionantes como los de abajo

Todo al rojo!!
 Y lo que parecía imposible, lunares mezclados con rayas, de la colección Burberrys Prorsum 2014

De otro estilo, muy veraniegos, asimétricos y superfavorecedores, fueron los de la colección primavera/verano 2012 de Stella Mcartney


Y para remate, la colección de Agatha Ruiz de la Prada, primavera/verano 2015, está llena también de lunares,. Muy extravagante, estrafalaria, original y tan divertida como siempre.


Y que nadie crea que esto de los lunares es sólo para las chicas, que también los lucen los chicos...

Ay, Dios!!!

                            Aunque..., por lo general, con un detallito basta...


Algunos es que se pasan...Y si no, a ver qué ha ocurrido con George Clooney, que ni siquiera inmerso en un universo de lunares blancos, puede pasar inadvertido. El ex-soltero de oro de Hollywood se dejó customizar para la revista "W Magazine", en su número de Diciembre de 2013, por la artista japonesa YAYOI KUSAMA, famosa por su obsesión por los lunares, que utiliza de todas las formas y colores, cubriendo con ellos todo lo que le rodea, incluidos los seres humanos, que quedan inmersos en un mundo mágico e irreal, dando lugar a auténticas Obras de Arte.


En este caso, la artista, que, además, es humana, cubrió de lunares al actor, en su totalidad, salvo la cara, que quedó intacta. No así su impecable traje de Armani, su Rolls Royce y las paredes del estudio en el que se fotografió...

"Mi idea, dice la artista, es enviar un mensaje de "amor eterno" a toda la gente del mundo, a través de los lunares, que están en todas partes, en el universo y en los seres vivos..."


Su colaboración con Luis Vuitton en 2012, dió lugar a la colección de éste denominada  "Dots Infinity", una serie de vestidos, trenchs, y accesorios diversos, como bolsos y fundas de iphones que la artista japonesa diseñó junto con Marc Jacobs, el director creativo de la firma, y que dejó inmersa a ésta en un universo mágico de lunares, en el que se incluyó su propia tienda de la 5ª Avenida de New York, cuya fachada y escaparates se encontraban repletos de ellos.

 


 "El lunar tiene la forma del sol, que es símbolo de la energía del mundo y de nuestra vida, y tiene también la forma de la luna, que es la quietud. Los lunares no pueden estar solos, como sucede con la vida comunicativa de la gente, dos o tres o más lunares llevan al movimiento. Nuestra tierra es sólo un lunar entre los millones de estrellas del cosmos. Los lunares son un camino al infinito. Cuando borramos la naturaleza y nuestros cuerpos con lunares, nos integramos a la unidad de nuestro entorno. Nos volvemos parte de la eternidad”. ( Yayoi Kusama ).

"Infinity Mirror Room"
 Y con ella finalizo esta entrada. Nada más se puede decir sobre los lunares que sea más original, profundo y creativo. 

YAYOI KUSAMA.- 22/03/1929.- Matsumoto (Nagano).- Japón

                                                                   GENIAL!

1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.