Translate

domingo, 14 de junio de 2015

UNA ENTRADA CON MUCHO TOMATE


Y de los "fofisanos" de la entrada anterior, pasamos al tomate. Temas ambos relacionados donde los haya, porque muchos de esos "fofis" tan de moda ahora, dejarían de serlo, si introdujeran en su dieta este producto típico de la temporada y elemento estrella de la dieta mediterránea. Entero, triturado o en zumo, constituye uno de los alimentos mas ricos y nutritivos, con muy pocas calorías, por  su alto contenido en agua ( casi el 94% ). Y sano, sanísimo, porque en su composición abundan las sales minerales ( el potasio, por ejemplo ), y las vitaminas ( C, A, K y algunas del grupo B ), así como el licopeno, esa sustancia que le da su color rojo, y que es un potente antioxidante con efecto protector de muchas enfermedades del corazón y preventivo del cáncer.


Existen muchas variedades de tomates, entre las que se pueden destacar como más populares: el tomate en rama, pequeño y de piel fina, que se conserva muy bien:  el tomate de pera: adecuado para elaborar conservas, por su sabor y su aroma;  el tomate canario, redondo y muy rojo, de sabor dulce;  el tomate cherry, de sabor afrutado, utilizado sobre todo, como elemento decorativo de platos y en ensaladas; aunque para éstas, los más apreciados son: el tomate verde, de color poco intenso, con una pulpa dura, el tomate de Monserrat, de aspecto lobuloso y achatado, muy aromático y sabroso, y el tomate raf, muy parecido al anterior, pero con más pulpa.


Tengo que reconocer que a mí, entero, no me gusta demasiado, porque me produce cierta acidez de estómago, aunque he tenido periodos en que lo he tomado sólo, cortado en rodajas, aderezado con un chorreoncito de aceite de oliva virgen, orégano y una pizca de sal; Sólo o acompañado de queso fresco, queso mozarella o rulo de cabra, dependiendo del día y, sobre todo, de mi compromiso de fidelidad con la "autodieta".  



En verano, lo tomo, practicamente, a diario, con el gazpacho,  que, en mi casa siempre hemos llamado "sopa fría", porque aunque tiene los mismos ingredientes básicos, mi madre dice que ella no lo hace exactamente igual. Y me encanta. Es lo único que me apetece tomar cuando el verano aprieta, servido en unos cuencos gigantes, a los que le añado la típica guarnición de taquitos de jamón, huevo duro,  pepino, cebolla,  pan..., o solo esto último, migado, que está genial. Aunque yo, para calmar remordimientos, medio trituro con los dedos "unos cuantos" picos ( ¿ solo unos ? )...,para así, después del atracón, tener mi conciencia un poco más tranquila...


Además del gazpacho andaluz y del salmorejo cordobés, son numerosos los platos en los que el tomate es el ingrediente principal:  la ensalada Caprese italiana, los Tomates verdes fritos mexicanos ( famosos desde la película con el mismo nombre) y el "pan tumaca" ( Pan amb tomaquet ), catalán. Esto último es lo que yo suelo tomar en el desayuno: una rebanada de pan de payés o de chapata, con un tomate restregado por encima, aceite y sal, acompañado, a veces, de  jamón ibérico, para empezar bien la mañana, con mucha alegría, en un homenaje a esa dieta mediterránea declarada por la UNESCO, en Noviembre de 2010, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad... Ah!, y con "una relaxing cup de café con leche", para acabarme de despertar.


Pero los que he nombrado más arriba, son sólo alguno de los platos más conocidos y sencillos, pero no por ello, menos deliciosos. Hay muchos más y algunos muy sofisticados, aunque los ingredientes de base sean los mismos. Lo más novedoso y creativo, en la actualidad, es llevar la moda a los fogones, de tal manera que la receta, el plato en cuestión, se convierta en el clon de un modelo de Alta Costura, rico, rico...


Todo un homenaje del mundo de la gastronomía, al mundo de la moda, que nos sirve en bandeja, y nunca mejor dicho: Anna Marconi, una apasionada de la fusión de ambos mundos. Desde su blog: Taste of Runway, da buena prueba de ello en muchas de sus preparaciones, convirtiendo, por ejemplo, un modelo de la colección de 2012 de Ann Medeleumeester en unos spaguettis de arroz con salsa de tomate y aceitunas, para chuparse los dedos, o un conjunto de la colección primavera/verano 2014, de Miu Miu, en su particular "Agua de Tomate", un cocktail hecho a base de Grand Marnier, tomates cherry y jarabe de tomillo.



Finalizando con un homenaje al diseñador Valentino, a través de un preparado a base de tomate, que la artista ha creado imaginándose al modisto en la cocina, con el delantal puesto, elaborando algo que sólo podría ser muy refinado y elegante, como lo es toda su obra, añadiéndole un poco de picante para darle ese toque de exotismo que la ha hecho inconfundible y diferente: Es "Il Chutney di pomelato",  una especie de mermelada de tomate especial, ideal, según su autora, para servir con arroz basmati, carne y verdura, cuya receta se puede encontrar en su blog, al que arriba he hecho referencia, junto al resto de las recetas, y otras elaboradas con productos distintos.


Ysiguiendo con los tomates, hay que decir que los hay de muchos colores: verdes, amarillos, morados o negros y ¡¡ hasta rosas!!... Pero el color que les caracteriza, es el rojo... De ahí la frase de " ponerse rojo ( o colorado ) como un tomate"... Un color rojo intemporal, que, junto a otras gamas de rojos, está de moda siempre, y que se utiliza, tanto en tejidos de lo más variado como en maquillaje o para todo tipo de accesorios. Y siempre dando ese toque "sexy", de fuerza y sensualidad, único, para no pasar desapercibida, ya sea con un "total look", un detalle especial, o un simple toque en los labios.


Pero no sólo por su color está el tomate de moda. También ha sido y es, el modelo de referencia para algunos peinados, hasta el punto de que hay muchas mujeres que están de él " hasta el moño"...Y si no, a ver...


O nooooo????
No puedo terminar este post, sin hacer referencia a las latas de sopas Campbell´s, un producto fetiche en los EE.UU, inmortalizadas por Andy Warholl, en 1962. Una serie de 32 latas de la marca comercial citada, todas iguales, con sopas de diferentes contenidos, entre las cuales, se encuentra la de tomate, y que el artista inmortalizó, en su afán por plasmar la realidad de la vida ordinaria, a través de objetos cotidianos, en una sociedad consumista caracterizada por la comercialización y adquisición de productos en masa. Precursoras, sin duda, de las latas de tomate frito, triturado o no, que tanto trabajo han quitado a las amasde casa, en la cocina, ahora también en envases de tetrabrik y de cristal.


Sirva esto de pequeño guiño y modesto recuerdo a quien es considerado como uno de los artistas más influyentes del Siglo XX, por su polémica obra.


Y finalizo esta entrada, como no podía ser menos, dejando constancia de un monumento que le han levantado a este producto en el pueblo de Miajadas ( Cáceres), considerado como la capital europea del tomate ya que, al parecer, el 90% de la producción española del mismo, procede de esta localidad, donde, además, el 24 de Julio celebran su fiesta del tomate e invitan a todos los visitantes a numerosos platos hechos con este producto y a vasitos de gazpacho, para refrescarse del calor que hace en esa época por estas tierras y para deleite de su paladar.
         
Ahí queda eso.

¡Feliz entrada de un verano, que ya tenemos aquí, casi a la vuelta de la esquina!! 

                                   

1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.