Translate

miércoles, 7 de octubre de 2015

CARLOTA

Andaba yo buscando alguna imagen que me inspirara  el contenido de una Entrada Nueva, cuando, sin querer, me las he encontrado, y desde  entonces no puedo apartar mi vista de ellas... ¡¡ Son tan especiales y tan bonitas !!...
Su creadora se llama María Sánchez, más conocida como COCOMICCHI, un apelativo cariñoso del que fuera su novio y por el que se ha hecho mundialmente conocida en los ambientes interneteros, que es donde ha comenzado a difundir su trabajo y donde éste se comercializa, principalmente en páginas como eBay y Flickr. 


Su inspiración hay que buscarla en las "Blithes", unas muñecas que surgieron en EE.UU, allá por los años 70  y que tuvieron que ser retiradas del mercado porque sus ojos, unos ojos enormes y brillantes que se movían por un mecanismo situado  detrás de su pelo, aterrorizaban a las niñas. Luego se han convertido en objetos de culto para diseñadores y coleccionistas que las tunean y personalizan, haciendo de cada una de ellas un delicioso y diferente "personaje".

"Dalila", homenaje a Salvador Dalí
 Las he traido aquí, no solo porque me encantan sino porque me recuerdan muchísimo a Carlota, una muñeca de carne y hueso  que nada tiene que envidiar a cualquiera de las que figuran en estas imágenes, las cuales vienen a ser una especie de calco de la misma; de sus ojazos que le cubren casi todo el rostro, de sus enormes pestañas que, con su sube y baja, dejan atónito al que las mira; de su cuerpecito delgado y esbelto, a punto de salir volando al más leve soplido.



Una niña de 5 años, con un "pico" de oro y mucho carácter, graciosísima, con cara de no haber roto un plato en su vida  cuando quiere conseguir algo o está de visita, un angelito cuando duerme y un diablillo cuando es de día. Una "enana" que, pese a lo chica que es, "sabe latín"..., y si me apuras, hasta el chino mandarín...


Una auténtica princesita, coqueta y estilosa de nacimiento, con mucha personalidad, independiente y yo diría que hasta moderna, con esos enormes ojos negros siempre de par en par, preguntando por todo y absorbiéndolo todo...

 Un encanto de criatura, alegre, cariñosa y buenísima, cuya felicidad es la razón de ser de todos los que la rodean.


 A ella va dedicada esta entrada; a su delicadeza, inocencia y ternura..., las mismas que las de estas muñecas que se le parecen tanto y que yo he traido aquí, en su recuerdo, y, de paso, para guardarlas entre mis tesoros...

Me encantan!!!




1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.