Translate

lunes, 21 de diciembre de 2015

DULCE NAVIDAD



Entre todas las cosas materiales con las que solemos identificar  la Navidad, además del Portal de Belén, el Árbol y la Flor de Pascua, están los dulces: polvorones, mantecados, turrones, mazapán…, hoy ya, además, con o sin azúcar, para que los diabéticos y los que están  eternamente a dieta o aspiran a estarlo, tengan la excusa perfecta  para caer en la tentación sin demasiados remordimientos...

Esta Entrada pertenece al blog: La caraba en bicicleta, cuya autora es Monni Della. Si la copias, al menos, añade su enlace. Así de fácil: http://lacarabaenbicicleta.blogspot.com.es/

Son los dulces de siempre, que, a fuerza de verlos en los supermercados desde casi dos meses antes de Navidad, han acabado por saturarnos. Pero no es de estos de los que yo vengo aquí a comentar…. Mis dulces navideños preferidos son aquéllos que unen a su sabor, la imaginación y habilidad de sus creadores, dando el toque mágico definitivo, a nuestra mesa, en estas fiestas.



Quién si no puede resistirse a un belén de galleta como el que encabeza esta entrada o a esas casitas de jengibre, rematadas con azucar glass y confettis o a esos mini árboles de navidad, en chocolate, con frutos secos de adorno... Por no hablar ya de ese paisaje nevado, con abetos multicolores, hechos de papel metalizado y esos precipicios de suave bizcocho, cubiertos de nata, que nos hacen salivar...



                                            Qué buena pinta tiene, por dioooos !!!


Algo más que dulces. Detalles que no sólo deleitan el paladar sino que fomentan la imaginación de quienes tienen la suerte de disfrutarlos, convirtiendo un acto tan corriente como una reunión familiar, en todo un acontecimiento divertido y diferente.


Porque ya no es sólo que nos podamos imaginar, en un día de invierno con un sol radiante, deslizándonos por una pista nevada, sino que, incluso en nuestro recorrido podremos divisar cervatillos de galleta,
 muñecos de nieve, hechos de crema o nata...



 ...Y Papa Noeles esquiando, algunos sin demasiada pericia, estampados de cabeza contra una nieve hecha de láminas de chocolate blanco... o de merengue...o de crema de manzana... o....


Y booolas...muchas boooolas...






Todo para deleite de la vista y el gusto. Simples detalles que  hacen nuestra vida y la de los que nos rodean, mucho más agradable.




Y lo bueno es que lo puede hacer uno mismo. Claro que hay que dedicarle tiempo, ganas y... mucha habilidad... De momento, entre mis propósitos para el año que viene, está apuntarme a un curso de cocina creativa o de repostería... a ver qué tal...

¡¡FELIZ NAVIDAD !!



 

3 comentarios:

  1. Feliz Navidad Monni.Se me salen los ojos de ver tantas equisiteces y te aseguro que me daria mucha pena comermelas. ¡¡¡ Son tan Bonitas !!! Por eso me parece muy bien que te animes a empezar un curso de cocina, pues aunque ahora hay robot que te facilitan cocinar todo tipo de cosas a lo artesanal nunca llega. Enra bien en el Año 2016 y sigue deleitandonos con estas entradas tan bonitas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Feliz Navidad para tí también.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.