Translate

viernes, 8 de julio de 2016

"LI-MONADA"


El verano  es la época de los buenos propósitos, quizá porque disponemos de más tiempo para descansar, para estar más a solas con nosotros mismos y, por tanto, para reflexionar sobre las cosas que podríamos hacer mejor, sin demasiado esfuerzo, en todos los aspectos de la vida,  y que son tan beneficiosas para nuestra salud física y mental.



Y una de esas cosas que yo voy a empezar en este verano, con el buen propósito de convertirlo en un hábito diario más, en un acto reflejo después de levantarme de la cama y antes de desayunar, es el tomarme un vaso de agua templada con medio limón exprimido. 

Facilísimo de preparar, y algo que los expertos en salud recomiendan por su alto poder depurativo y preventivo de numerosas enfermedades, como determinados tipos de  cánceres e infecciones.





Pero, ojo, que aunque en esta época no apetezca, el agua tiene que estar templada para facilitar su absorción por el organismo, ha de tomarse en ayunas y el limón debe ser natural, nada de embotellados.

Sus beneficios, según los expertos, son enormes. La America Cancer Society, por ejemplo, recomienda agua caliente con limón  para los enfermos de cáncer, a fín de ayudar a estimular los movimientos intestinales. El agua de limón actúa, además, como diurético natural. Estimula el sistema inmunológico. Equilibra los niveles de PH. Limpia la piel. Su olor es energizante; mejora el estado de ánimo y despeja la mente, ayudando a combatir la ansiedad y la depresión. Refresca el aliento. Hidrata el sistema linfático. Ayuda a adelgazar...


En fin. Que no está de más empezar el día cuidándonos. Yo no sé si lo voy a aguantar porque, ya de por sí, soy de beber poco agua, en general, y mucho menos en ayunas. Pero me voy a esforzar y lo voy a intentar. Aunque si no puedo superarlo siempre me quedará la posibilidad de tomar la típica limonada natural, muy fría, hecha en casa, para refrescar una calurosa tarde de verano, bajo una buena sombra, junto a la piscina, en el campo, o mirando al mar.... Que eso sí que es apetecible, y, sin duda, también muy beneficioso para la salud física y mental. 


Salvo excepciones, "no hay lo que tiene que haber" para comerse un limón, por su acritud y extremada acidez, sin embargo, resulta un acompañamiento ideal para determinadas comidas y el aderezo imprescindible de algunas salsas y ensaladas. Y en repostería¡¡arrasa!!. Se utiliza hasta la cáscara. La tarta de merengue y limón, por ejemplo, es uno de mis dulces favoritos.
Hay también a quien le encanta su olor. Y/o su color vivo, alegre y radiante como el sol, hasta el punto de "llevarlos puestos", adornando todo tipo de tejidos y accesorios de moda, a los que proporcionan ese toque de especial luminosidad y frescor, tan deseado en la época estival. 


Quizá, por eso, DOLCE&GABBANA, en su colección de Primavera-Verano 2016, han convertido el limón en uno de sus estampados "estrella". 

                       
 Vestidos, chaquetas, bañadores, bolsos, pantalones, faldas, zapatos, sandalias, pendientes, gargantillas, diademas... Luz, vitalidad y alegría a raudales.

          
  Si de esta colección, yo elegí, para la primavera, las margaritas, a las que dediqué una entrada en el mes de Abril, pinchar aquí , para el verano, sin duda, me quedo con el estampado de limones, muy favorecedor, donde la fruta parece tan real que puede cogerse con las manos y hasta percibirse su aroma fresco y vitalizante. 






Una auténtica "li-monada": fresca, elegante y de muy buen gusto, para el calor que ya aprieta... 


             
                Así que, lo dicho: ¡que yo me apunto!. A partir de mañana:

¡¡Todo al limón!!
Esta Entrada pertenece al blog " La Caraba en bicicleta" cuya autora es Monni Della Hesk. Si la copias, al menos, añade su enlace. Así de fácil: http://lacarabaenbicicleta.blogspot.com.es/2016/07/li-monada.html

1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.