Translate

lunes, 23 de enero de 2017

EL FLEQUILLO

Quién no sabe lo que es un flequillo...???

Dicho así, la palabra puede tener muchos significados. Podría referirse al diminutivo de fleco, entendiendo por tal, esos hilos largos y sueltos que suelen rematar chales, mantones y mantoncillos o incluso llegan a cubrir, por completo, vestidos, pantalones y faldas.


En la crónica que dedicamos a las "flappers" ya vimos cómo los flecos formaban parte de su indumentaria, junto al corte de pelo "Bo", su cloché, sus largas pipas y collares, siendo difícil imaginarlas bailando el charleston sin esos flecos, que insinuaban más que enseñaban y les hacían parecer todavía más transgresoras, alegres y divertidas.

Os acordáis, no?
Pero, aunque desde las flappers hasta aquí, ha llovido mucho, los flecos no han dejado de ser un detalle de moda, desde siempre..., ya sea por su uso, rematando la prenda, o bien cubriéndola en su totalidad. Y los hay también como adornos de zapatos,bolsos, botas, botines, sandalias..., y que sirven para dar ese toque casual o festivo a todo tipo de accesorios. Veamos, en síntesis, un ejemplo de todo ello:

VESTIDOS Y FALDAS


BOLSOS:


BOTAS Y BOTINES:



SANDALIAS:



BAÑADORES:

ACCESORIOS:



EL FLEQUILLO ( POR FIN!!!!!!!!! )

Pero, bueno, como siempre, yo venía a hablar de una cosa, y he empezado por otra...y me he liado... Y es que había decidido dedicar mi crónica de hoy, mi rentrée en el blog como personnal shopper, después de cinco meses sabáticos, al FLEQUILLO, palabra con sustantividad propia, cuyo diminutivo es "flequillito" y que nadie, salvo un "guiri", podría confundir con el diminutivo de fleco, que, en todo caso, es "flequito"...


Así que, vamos a lo que íbamos... De momento deciros, que ni se os ocurra llevarlo tan largo como las chicas de abajo o la de portada, porque, además de andar a trompicones, os quedaréis sin "fuelle" de tanto soplar hacia arriba para que se os levante y poder dar un paso, o ver la cara del de enfrente....


Ni tampoco son recomendables los flequillos largos que tapan sólo un ojo, pues al parecer producen AMBLIOPÍA, comúnmente conocida como "ojo vago", o pérdida de agudeza visual en el ojo tapado, evidentemente, porque no necesita esforzarse por ver, ya que se lo impide el flequillo, mientras que el ojo libre de obstáculos, tiene que esforzarse más de la cuenta, produciendo otro tipo de problema visual, por sobre-esfuerzo. Y las cervicales por lo visto, tambien se resienten por los movimientos de la cabeza y del cuello de un lado para otro, para apartarse el pelo...Osea que, no será porque no os lo he avisado...




Y es que, aunque parezca una tontería, esto de llevar flequillo, si quieres acertar, es complicadísimo y si no, que se lo pregunten a la SRA OBAMA, Trendy Topic, durante unos días en twitter por su nuevo look "flequillero" con críticas para todos los gustos, como las de Karl Lagerfeld, al que no le ha gustado nada...





Claro que a Michelle le debe importar un comino la opinión del modisto, si a su marido, uno de los hombres más poderoso de la Tierra, le ha gustado tanto, que no ha dudado en dejárselo él mismo, a modo de prueba y/o solidaridad con ella.



 ( ¡ Arriba el sentido del humor y la seguridad en uno mismo! ).

Otra poderosa, por sí misma, que nos tiene de cabeza a todos, no precisamente por su físico, y que se ha apuntado también al flequillo, es la canciller alemana: SRA MERKEL.


Una mujer con un aspecto muy natural que, de vez en cuando, le gusta lucir sus encantos femeninos, a los que no han sido ajenos, los presidentes Berlusconi, Zarskoszy ( de éste llegó a molestarse por sus "excesivas familiaridades", que él atribuyó a su irreprimible charme francés )


                                     ... incluso el ¡¡ Presidente BUSH!!..., 

                        o si no ya me diréis el "masajito relajante" de las fotos de abajo.
Esta mujer es todo un ejemplo de que, al igual que ocurre con los hombres, el verdadero "sex-appeal" no está solo en un buen cuerpo, sino en un buen cerebro. 





CRISTHINE LAGARDE: Al parecer, está acostumbrada a ser siempre la primera en todo lo que se propone. Fue la primera mujer en dirigir el bufete de abogados americano Baker & McKenzie –también la primera persona no americana–; la primera mujer en ser ministra de Economía en Francia y ahora la primera mujer al mando del Fondo Monetario Internacionaly según la revista Forbes, la decimoséptima persona más poderosa del mundoAdemás de su cerebro, en ella se destaca, su elegancia en el vestir, su pelo blanco, que probablemente sean canas que no le apetezca ocultar, su tez bronceada y ese flequillo abierto y deshilachado que le da un toque de rebeldía muy especial.

        

Y si pasamos al cine, ha habido flequillos impactantes:

Desde el de la reina egipcia CLEOPATRA, inmortalizada en el Séptimo Arte por el bellezón de ELISABETH TAYLOR, cuya imagen en esa película, identificó así para siempre la imagen Real, copiada por miles de mujeres en el mundo y que todavía sigue de actualidad, haciéndola inolvidable. 

Destacan en esa imagen, aparte de los ojazos de la actriz, acentuados por un maquillaje al estilo de la época del personaje, el corte de su melena y un flequillo sólo apto para facciones perfectas.


Sin embargo, en la realidad, la belleza física de la Reina no era tan espectacular, su verdadera belleza radicaba en un conjunto de cualidades de su personalidad que la hacían irresistible, y si no, leed lo que PLUTARCO escribió de ella

"Se pretende que su belleza, considerada en sí misma, no era tan incomparable como para causar asombro y admiración, pero su trato era tal, que resultaba imposible resistirse. Los encantos de su figura, secundados por las gentilezas de su conversación y por todas las gracias que se desprenden de una feliz personalidad, dejaban en la mente un aguijón que penetraba hasta lo más vivo. Poseía una voluptuosidad infinita al hablar, y tanta dulzura y armonía en el son de su voz que su lengua era como un instrumento de varias cuerdas que manejaba fácilmente y del que extraía, como bien le convenía, los más delicados matices del lenguaje"; " Platón reconoce cuatro tipos de halagos, pero ella tenía mil."


Su look, en especial su corte de pelo y el flequillo, identificado desde mediados del siglo XX con la imagen de la actriz citada en la película: " Marco Antonio y Cleopatra", no ha pasado de moda y lo llevan y han llevado muchas mujeres y celebrities, con las consiguientes adaptaciones a su personalidad, entre las que podéis ver abajo a RIHANNA y a una divertida, original y estrafalaria LADY GAGA :


 Entre nuestras cantantes, está de plena actualidad, por su reciente actuación en el Festival de Eurovisión, con no muy buenos resultados la verdad, RAQUEL DEL ROSARIO, con un maquillaje muy estilo Cleopatra, resaltando sus ojos que llevaba ahumados, y con brillo en los párpados.



Tambien en su vida ordinaria es muy partidaria del flequillo recto y pegado a la frente, que acentúa sus grandes ojos negros y que la asemejan mucho al look de la reina egipcia.



Otra de las que ha lucido flequillo como ninguna fué AUDREY HEPBURN, la pizpireta y encantadora intérprete de personajes como: "Vacaciones en Roma" (por la que recibió un Oscar), "Desayuno en Tiffanis", "Sabrina","Una cara de ángel"..., y que en 1955, recibió el premio a la actriz más querida por el público. Sus flequillos son imposibles de llevar, salvo que una tenga el encanto, la elegancia y la naturalidad que tiene ella, dándole ese toque pícaro que acentúa su apariencia frágil y de niña, icono de la feminidad.


Luego está el flequillo de BRIGITTE BARDOT, mítico erótico y símbolo sexual francés de los años 50-60, dedicada, en la actualidad, de una forma muy activa, a la defensa de los animales, a través de una Fundación que lleva su nombre. A sus 78 años, aún sigue conservando ese peinado alborotado y hacia la cara, con el flequillo liso o cardado, abierto sobre la frente, que le hacía parecer tan sensual.


El estilo de FARRAH FAWCETT
 
Famosa a nivel mundial, a raiz de su interpretación en la serie televisiva "Los Ángeles de Charlie", allá por Junio de 1976, dando vida a la simpática y estilosísima Jill Monroe, su look, y concretamente su pelo largo, muy abundante, rubio ceniza con mechas, cortado a capas onduladas que enmarcaban su cara; el flequillo ligeramente abierto hacia los lados, ahuecado y con las puntas hacia fuera, fué moda en todas las peluquerías de la época y llevado por muchísimas mujeres que pedían ese mismo corte, ese mismo flequillo, e incluso las mismas mechas.


FLEQUILLOS PATRIOS

Para continuar hablando de cine, mención especial merece el flequillo de nuestra oscarizada PENÉLOPE CRUZ, o el de la también actriz española, ELSA PATAKI, por no hablar ya del de la superfamosa periodista deportiva SARA CARBONERO…Las dos primeras con peinados muy parecidos a los de la Hepburn, con flequillitos muy lisos, a mitad de la frente que dan ese toque de pícara ingenuidad a la elegancia y sobriedad de unos moños maravillosos. La periodista luce un flequillo abierto, recto y muy poblado, muy casual y adecuado a su look bohemio-chic.


Y si nos remontamos al "Quaternario" español, tenemos flequillos que han marcado época. Por ejemplo, el de la niña prodigio del cine español de los años 60/70: Marisol, a la que podemos ver aquí en diferentes etapas de su vida profesional y personal; el de la cantante Mari Trini, o el de la showwoman, Rafaella Carrá, que, aunque no es española de origen, fué una más en los hogares españoles durante varios años, presentando espectáculos televisivos, o siendo ella el espectáculo mismo.


Y no sólo ha habido flequillos iconos por parte de ellas, sino que ellos han puesto también su granito de arena, revolucionando así la estética masculina y su aproximación a las mujeres, desafiando la tesis de SHOPENHAUER referente a las mujeres, según la cual: " A pelos largos...ideas cortas...".


Y he aquí que llegaron los BEATLES, con ese aire natural y rebelde que convulsionó a la sociedad de la época, y al que, sin duda, contribuyeron su corte de pelo y sus famosos flequillos, obra, según he podido saber, de Astrid Kirchherr, novia de Stuart Sutcliffe, guitarrista del grupo en la época de Hamburgo, y la autora de una famosa sesión de fotos en dicha ciudad. Según parece, fué ella, "de aspecto existencialista y mucho más moderno que aquellos rockeros, la que cortó el pelo a su novio a ese estilo, luego imitado por el resto de los Beatles, excepto Pete Best, el batería de ese momento, que continuó con su tupé llevándose a las chicas de calle, según reza la leyenda, hasta que fue expulsado por sugerencia de GEORGE MARTIN", llamado por algunos, el "Quinto Beatle", productor de éstos y parte esencial del éxito del grupo.



Ya en España, si hubo un flequillo famoso por esa época, que rompió también con la estética de esos momentos en una profesión identificada con la virilidad, cuando todavía ésta se medía por la medida de los cabellos, ése fué el flequillo de Manuel Benítez "EL CORDOBÉS", proclamado "Quinto Califa del Toreo".



Heterodoxo en sus formas, tremendista y valiente, haciendo buena esa frase de "mas cornadas da el hambre", se arrimaba al toro más que nadie, se ponía de rodillas frente a su cara, le mordía un cuerno y hasta, si es preciso, le hacía ese famoso "salto de la rana" que le convertiría en un mito popular, pese a las críticas de los puristas de las formas del toreo clásico. 


Dispuesto a triunfar como fuera, todo se resume en su famosa biografía, obra de Larry Collins, " O llevarás luto por mí"...,última frase de una contestación que el torero le dío a su hermana Angelita cuando la tarde de su primera corrida esta le rogó que dejara el toreo por un trabajo mas humilde. "Esta tarde, o te compro una casa..., o llevarás luto por mí..."


No podemos olvidarnos aquí de PEDRO ALMODÓVAR, el flequillo de la movida madrileña por excelencia, en los años 80, convertido por obra y gracia de su talento en un director doblemente oscarizado al grito de " PEDROOOOOOOO"..., por la mejor película extranjera: " Todo sobre mi madre " ( 1999 ), y por el mejor guión original, en la película: "Hable con ella" (2002). Su flequillo rizado sobre la frente le ha dado siempre ese aire de "enfant terrible", irreverente, divertido y transgresor que transmite en todas sus películas.


Y hablando de cine, hubo un actor secundario español, de finales de los 50: JOSE MARÍA TASSO, al que una de las características que le hizo famoso fué precisamente su flequillo, que soplaba hacia arriba constantemente, en películas de Marisol y Rocío Durcal, acentuando su comicidad:


Y termino con una sugerencia. Si queréis saber cómo os queda el flequillo, antes de atreveros a cortarlo, peinaros con una cola de caballo y echarla hacia adelante con las puntas sobre la frente, y os podéis hacer una idea más o menos aproximada. Si bien, también existen los FLEQUILLOS POSTIZOS, que es una solución perfecta si queréis cambiar de look por unos días, o cada vez que os apetezca. En Internet tenéis multitud de vídeos que os enseñarán dónde adquirirlos, cómo colocarlos y peinarlos.


 Se pueden comprar o alquilar, aunque se recomienda que sean de pelo natural, que se pueden teñir, lavar o secar y duran para toda la vida. Su coste, unos 150€, los buenos. Si se opta por alquilarlos para una determinada ocasión, unos 75€. Las celebrities los utilizan a su antojo:


Y nada más. Hasta la próxima crónica que creo voy a dedicar al bigote... O no, ya veremos!. De momento, voy a empezar por cortarme...el flequillo, a ver qué tal..


Espero no tardar tanto en volver esta vez... Saludos para todos...

Monni de la Hesk.- Personnal Shopper del CrochetingClub.

_______________________________________________________________________

Esta Entrada la escribí para el Crocheting Club, el 31 de Mayo de 2013. Es otra de mis favoritas. No es exactamente igual ni está completa, porque siempre me gusta marcar la diferencia con el original, al cual se puede acceder PINCHANDO AQUÍ 

Y si al final, decidieras copiarlo, lo suyo sería, al menos, añadir su enlace. Así de fácil:
http://knittingandcrocheting-club.blogspot.com.es/2013/05/personal-shopper-cronica-xvii.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.